Letras al Vuelo

Nota: Publicado originalmente el 3 de Noviembre de 2016 en el Diario Novedades de Tabasco.

LETRAS AL VUELO

Estrategias para mantener la continuidad

Por: Enrique Negrete

Tan pronto avanzamos en nuestros escritos y comenzamos a acumular eventos, lugares y personajes, se hace indispensable usar alguna estrategia para llevar el correcto control de nuestra historia.

Y lo hacemos porque es complicado acordarse de todo, lo que nos lleva a olvidar detalles conforme escribimos y avanzamos en la historia. Es típico que tan pronto acumulamos unos diez capítulos ya hemos olvidado buena parte de lo que definimos en los primeros párrafos. Esto puede hacernos perder tiempo al obligarnos a releer nuestro material o en el peor de los casos, asumir nuevas definiciones y eventos, rompiendo con la consistencia y continuidad de la historia.

Para evitar esto, podemos usar estrategias de apoyo. La primera que recomiendo son las tarjetas donde la idea es hacer grupos por rubro de interés:

Personajes: en este grupo anotaremos el perfil de cada personaje, incluyendo su nombre, apodo, edad, origen, rasgos físicos y de personalidad, linaje, etc. Todo aquello que nos ayude a visualizar y describir con precisión a nuestro personaje.

Lugares: este grupo de tarjetas es especialmente útil, no importando sea una historia ficticia o basada en lugares reales, pues nos ayuda a definir y recordar con claridad lo que estamos describiendo. Podemos apoyarnos en la investigación para enriquecer este rubro y así aportar datos interesantes si es que escribimos sobre lugares reales.

Eventos: este grupo es esencial si nuestra historia se desarrolla en distintos momentos del tiempo o cuando estructuramos un orden cronológico ajustado en diversos puntos del planeta. Esto nos permite calcular rápidamente el uso horario correspondiente de cada salto de escena.

Cosas: de nuevo, si escribimos sobre género en el que describimos sobre cosas que proceden de nuestra imaginación, estas tarjetas nos ayudarán a evitar olvidar detalles, cambiarles el nombre u olvidarlos.

La ventaja de las tarjetas es que podemos llevarlas con nosotros, permitiéndonos dedicarnos a la escritura casi en cualquier lado.

Otra forma más sencilla y visual de resolver esto, es con un pliego de cartulina gruesa que podemos colocar en una pared cerca de nuestro lugar de trabajo. El objetivo es llenarlo con notas autoadheribles (post it), con los rubros anteriores a modo de recordatorio permanente mientras escribimos. La ventaja, es que podemos ver todo de golpe y es muy visual ya que podemos añadir fotos o recortes de imágenes. La desventaja es que no podemos llevarla con nosotros a cualquier lado.

Estas dos sencillas estrategias nos permiten tener siempre a la mano elementos con los cuales asegurar la continuidad de nuestra historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s