Letras al Vuelo

Nota: Publicado originalmente el 28 de Diciembre de 2016 en la sección de Cultura del Diario Novedades de Tabasco.

LETRAS AL VUELO

¿Para quién escribir?

Por: Enrique Negrete

@jenegretetweets

“Deberías escribir sobre lo que has vivido”

“Te tengo una historia que seguro es un éxito”

“¿Y si escribes sobre eso?”

Éstas, son algunas de las sugerencias que comienzas a recibir cuando te dedicas a escribir formalmente. Y no son malas ideas, de hecho, muchas de las propuestas que  amigos o familiares ofrecen pueden ser de gran ayuda y hasta rentables, si se logran desarrollar adecuadamente en un escrito.

Y bueno, no olvidemos estas otras:

“No me agrada el estilo que manejaste, deberías hacerlo más sencillo”

“¿Y si cambias al personaje principal?”

“Creo que podrías mejorar la trama si tuviera más romance/acción”

Nuevamente, son todas buenas sugerencias de parte de nuestros lectores pues cada pequeña o gran crítica contiene aprendizaje y mejora interna. El punto aquí, es respondernos a nosotros mismos sobre a quién le haremos caso: ¿a los demás o a nuestra propia inspiración?

Es un balance difícil de lograr, más si somos escritores primerizos en los que la crítica es parte fundamental del crecimiento y formación en las letras. Me explico, como escritores novatos necesitamos buscar la crítica, saberla valorar y escuchar, pero al mismo tiempo, cuidar nuestra capacidad de permanecer en nuestro propio centro creativo.

En otras palabras, necesitamos la crítica para mejorar nuestro enfoque y calidad narrativa, pero al mismo tiempo, debemos cuidar y proteger nuestro estilo, que irá naciendo y formándose de las decisiones que tomamos al leer y escribir.

Y es aquí donde comienza nuestra reflexión, pues la creatividad responde a patrones y estados mentales que bien pueden describirse como egoístas. Podemos usar la inspiración que nos ofrecen los demás pero debemos tener presente que nuestra mente es más creativa en el momento en que nos permitimos escribir con completa libertad sobre lo que nos dé la gana y cómo nos dé la gana.

Es un ejercicio interesante de malabarismo mental que cada escritor debe ensayar y moldear, entre la valoración de la crítica externa y la defensa de nuestra propia identidad creativa y literaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s