Retratando al villano

Columna Letras al Vuelo

Nota: Publicado originalmente el Miércoles 17 de Mayo de 2017 en la sección de Cultura del Diario Novedades de Tabasco


Retratando al villano

Por: Enrique Negrete

@jenegretetweets

Plantear una buena trama es importante. Definir sobre esa base un personaje principal que defienda lo justo y correcto es fundamental, pero esto no sería nada sin un villano que sea convincente y contraste con lo que nuestro héroe se proponga. Y es que buena parte del éxito de una historia recae en el diseño del antagonista.

villana

Existen muchos tipos de villanos, algunos más claros y evidentes que otros pero, al final, todos se caracterizan por llevar una misión contraria a la del héroe. Analicemos algunos de ellos:

El archienemigo

Es el villano que surge por consecuencia del mismo héroe. Son las proezas, valor y personalidad de éste las que crean y generan en el villano, sentimientos de envidia y odio apoyando su maldad.

El antihéroe

Este es un villano muy atípico pero que igualmente tiene como función el balance de la historia, ya que su maldad radica en poseer y expresar características y virtudes contrarias a las del héroe: es mentiroso, cobarde, embustero y sin moral o valores.

El manipulador mentiroso

Este es de los personajes más polémicos e interesantes en los libros, aunque de los menos apreciados. Al inicio, parecen estar a favor del héroe, ayudándolo en su misión hasta el momento en que traicionan todo por sus propios cobardes y mezquinos intereses.

El héroe caído

Este tipo de villano es de los más queridos en toda historia. Es un héroe que ha perdido el rumbo y que actúa con malicia o crueldad porque extravió su propio valor, sumergiéndose en los sentimientos de derrota y fracaso.

El villano torpe o incompetente

Aunque no siempre se identifica como un villano, lo es en el momento en que su incapacidad o torpeza meten en apuros al héroe causando grandes pesares y hasta pérdidas valiosas e irreparables a los protagonistas.

El genocida demente

Es de los villanos más tipificados en las historias épicas donde el bien puro se ve enfrentado al mal personificado en un individuo demente y sin cordura que desea ver sufrir y morir a todos, incluido él mismo.

El anarquista vicioso

Este es de los villanos más despreciables y desagradables que podemos ensayar. Su villanía nace de su debilidad interna que lo conduce a la avaricia incontrolable o la absoluta dependencia a drogas y placeres.

El villano circunstancial

Son de los más complejos de formular, porque no son villanos en sí, aunque sus acciones conduzcan al fracaso del bien sobre el mal. Ya sea que estén confundidos en sus creencias o inmersos en mentiras que desvirtúan sus valores, terminan actuando de forma contraria a la misión del héroe, obstaculizando su labor con su necedad.

El villano redimido

Es de los favoritos de todo lector. El villano que inicia en la historia con toda fuerza y capacidad al punto de hacernos sentir que no habrá esperanza, pero que al faltar el héroe o caer éste en desgracia se redime y lucha contra su propio imperio y maldad hasta el grado de sacrificarse él mismo en esta causa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s